¿Qué se entiende por fuentes no convencionales de energía renovable?

¿Qué se entiende por fuentes no convencionales de energía renovable?

mdi-eye 591
¿Qué se entiende por fuentes no convencionales de energía renovable? 11 de Agosto de 2020 El país, y en general, el mundo, con diferentes acuerdos y leyes, están promoviendo arduamente el fomento de la generación energética con fuentes no convencionales de energía renovable (FNCER). Es muy claro el significado del término convencional, sin embargo, estas están definidas en Colombia, según la ley 1715 de 2014, como “aquellos recursos de energía renovable disponibles a nivel mundial que son ambientalmente sostenibles, pero que en el país no son empleados o son utilizados de manera marginal y no se comercializan ampliamente, tales como la biomasa, los pequeños aprovechamientos hidroeléctricos, la eólica, la geotérmica, la solar y los mares”.​ Las FNCER eólica, solar y pequeños aprovechamientos hidráulicos tienen una característica particular, la variabilidad de su generación. Esta es un reflejo del comportamiento de su fuente primaria, como la irradiación y el viento, que dependen de los fenómenos climáticos, meteorológicos e hidrológicos del momento. Además ,estas fuentes se pueden dividir en dos grandes grupos: las fuentes de generación síncrona y las no síncrona. Entre las primeras, se encuentran los pequeños aprovechamientos hidroeléctricos, para las cuales la velocidad de rotación de sus generadores depende de la frecuencia del mismo sistema de potencia, es decir, adicional de depender del comportamiento de su fuente primaria, en este caso, el agua, la generación de las pequeñas hidroeléctricas, también depende de sus turbinas y su potencia. Por otro lado, entre las fuentes no síncronas se encuentran las eólicas y solares, cuya generación no responde a la frecuencia del sistema, si no, como se mencionaba anteriormente, a fenómenos climáticos y meteorológicos, siendo esta generación controlada mediante inversores.​ En el país, desde hace algunos años, están tomando mayor fuerza los sistemas de generación eólica y solar, sin embargo, para julio de 2020, estas dos solo representaron un 0.2 % de la generación energética del país, viéndose reflejadas en una generación de 530 MWh y 106,077 MWh respectivamente. Aún somos en un 68 % dependientes de la fuente hidráulica, que a pesar de ser renovable, es convencional. La demanda energética en Colombia tiene una expectativa de crecimiento cercana al 51,2 % para 2030, lo que, sumado a todas los cambios y retos medioambientales, implica la necesidad de buscar fuentes de energía sostenibles que den respuesta a estos dos desafíos. Según el Plan Nacional de Desarrollo, planteado desde el 2018 y teniendo como fecha límite el 2022, una de las metas en este tema es el aumento de la capacidad de generación energética con FNCER, pasando de 22,4 MW a 1500 MW. Aún queda mucho por hacer, para que que estas fuentes tengan un porcentaje más representativo en la generación energética del país, su integración al sistema eléctrico permite, además de su bajo impacto medioambiental, reducir el nivel de concentración en el mercado y facilitar la participación de la demanda, así se podrá llegar más fácil, a la tan anhelada democratización energética, donde seamos muchos los generadores, muchas más las personas beneficiadas y lleguemos a un cubrimiento total del acceso energético en el país.
Más leídos [[ index+1 ]] [[ formatDate(entry.date) ]]

[[ entry.title ]]

mdi-facebook mdi-linkedin mdi-whatsapp mdi-link-variant