¿Qué es la Tasa Interna de Retorno y por qué es un indicador clave de rentabilidad?

¿Qué es la Tasa Interna de Retorno y por qué es un indicador clave de rentabilidad?

mdi-eye 26
¿Qué es la Tasa Interna de Retorno y por qué es un indicador clave de rentabilidad? 14 de Mayo de 2021 En el mundo financiero hay muchos términos y conceptos que si bien nos ayudan a entender mejor las finanzas, el mercado, las inversiones, entre otras cosas, a veces desconocemos su valor y su forma de ser utilizados a nuestro favor. En esta ocasión hablaremos de la Tasa Interna de Retorno (TIR) que si bien se relaciona con el valor presente neto (VPN), pues ambos suponen indicadores de rentabilidad, la primera se expresa en porcentaje y el VPN en valor, de esta manera, mientras más alto sea este, más atractiva es una inversión. Por su parte, la TIR muestra qué tasa mínima de retorno (o rentabilidad) debe tener el proyecto para que, en el tiempo estimado de explotación del mismo, el VPN sea cero. Por lo tanto, un proyecto es atractivo para un inversionista si la TIR supera su expectativa de rentabilidad. La TIR a fin de cuentas será el porcentaje de beneficio o pérdida que se puede obtener de una inversión, considerando cada uno de los flujos esperados en el tiempo. Hay que aclarar que esta es diferente a la rentabilidad anual de un proyecto, si bien las dos se expresan en porcentaje y nos dan nociones de la viabilidad de un negocio, proyecto o inversión, la segunda se estima teniendo en cuenta el beneficio neto del año sobre la inversión inicial. Para llevarlo a la práctica al momento de tomar una decisión frente a un proyecto o inversión, presentaremos los tres casos posibles y cuál sería el criterio de selección. Entenderemos ”k” como la expectativa de rentabilidad o la tasa con la que se descuentan los flujos futuros a valor presente.
  • Si TIR > k , el proyecto o inversión es viable. En este caso, la tasa de rendimiento interno que obtenemos es superior a la tasa mínima de rentabilidad exigida.
  • Si TIR = k , en esta situación, y si no hay alternativas más favorables, se sugiere llevar a cabo el proyecto o la inversión si mejora la posición competitiva de la empresa.
  • Si TIR < k , el proyecto o inversión no es viable. No se alcanza la rentabilidad mínima que se le pide a esta.
Hay muchas variables a la hora de tomar la decisión de emprender un nuevo proyecto o realizar una inversión, esta es solo una de ellas, sin embargo, hay que mantener una visión general que englobe todas las posibilidades que pueda tener la misma.
Más leídos [[ index+1 ]] [[ formatDate(entry.date) ]]

[[ entry.title ]]

mdi-facebook mdi-linkedin mdi-whatsapp mdi-link-variant