La inteligencia artificial es nuestra realidad

La inteligencia artificial es nuestra realidad

mdi-eye 232
La inteligencia artificial es nuestra realidad 01 de Julio de 2020 Ahora es muy común que escuchemos el término inteligencia artificial (IA), ya que actualmente se encuentra en su mayor auge, pues muchas empresas están optando por apalancarse de ella para optimizar, facilitar y maximizar sus procesos, sin embargo, no es algo reciente. Uno de los primeros acercamientos a esta gran tecnología, en especial al tema de humanoides, fue el desarrollo, en 1774, de los autómatas de Jaquet-Droz, llamados “la pianista”, “el dibujante” y “el escritor”. Cada uno cumplía con las funciones que su nombre indica, adicional de aquellas que naturalmente realiza un ser humano, como lo son respirar, observar la pluma en el momento en el que se está escribiendo o dibujando, hacer una venia al terminar de presentar, soplar para eliminar el exceso de grafito del lápiz, etc. Estas creaciones generaron gran furor en la época, siendo motivo de muchas teorías. En 1939, también como gran avance y creación, se reconoce a Alan Turing, un matemático, lógico, informático teórico, criptógrafo, filósofo y biólogo teórico, por el desarrollo del dispositivo Bombe que logró descifrar los códigos de la máquina alemana Enigma y así acortar la Segunda Guerra Mundial casi dos años. En definitiva desde hace muchos años vienen llevándose a cabo grandes desarrollos en este tema, que no es más que la inteligencia llevada a cabo por máquinas, a quienes les estamos enseñando un proceso de aprendizaje como el nuestro, pero automático, en donde asemejamos el cerebro con sus conexiones, las cuales nacen o se crean vacías y se van llenando de conocimientos e información al tener más experiencias y basarse en el proceso de prueba error, que es básicamente lo que hacemos los humanos en la cotidianidad. Stuart Russell y Peter Norvig, autores del libro Inteligencia Artificial: Un enfoque moderno, texto usado en más de 1300 universidades de 116 países, diferenciaron en 2019 cuatro tipos de IA: Sistemas que piensan como humanos: un ejemplo de este sistema son las redes neuronales artificiales, las cuales intentan copiar el comportamiento de las neuronas humanas, es decir, las células nerviosas que transmiten y procesan información en el cerebro. Estos sistemas automatizan actividades como la toma de decisiones y la resolución de problemas. Sistemas que actúan como humanos: un ejemplo de ellos son los llamados androides, los robots. Estos intentan realizar tareas de manera similar a como lo hacemos nosotros pero de forma más eficiente. Sistemas que usan la lógica racional: son por ejemplo los sistemas expertos que piensan como nosotros, tratando de imitar el pensamiento lógico humano. Es decir, se trata de lograr que las máquinas perciban, razonen y actúen en consecuencia. Sistemas que actúan racionalmente: como los agentes inteligentes, aquellos capaces de percibir el entorno, tratando de imitar de forma racional el comportamiento humano y actuar en consecuencia. La gran revolución de la IA es que no recibe órdenes para obtener resultados, es ella la que, con unos datos de entrada, debe arreglárselas para obtenerlos. Hace tiempo todo esto dejó de ser ciencia ficción para pasar a ser parte de nuestra vida cotidiana. La IA trae muchos beneficios en todas la áreas, nos permite el entrenamiento de las máquinas para realizar, desde tareas específicas procesando grandes cantidades de datos y reconociendo patrones, hasta tareas frecuentes con mayor precisión de análisis, de manera confiable y sin fatiga, en definitiva, un millón de posibilidades a nuestro alcance. El mundo energético ha sido y seguirá siendo uno de los grandes beneficiados de esta tecnología, pues se están desarrollando aceleradamente los procesos de interacción inteligente entre dispositivos. La inteligencia artificial y la digitalización cada día van más de la mano, y juegan un papel a favor importante en el impulso del desarrollo tecnológico que permite usar óptimamente la energía en toda su cadena de valor, desde la generación hasta el consumo. Nos encontramos en una continua innovación en la que cada vez desarrollamos un mejor uso de la tecnología y la información, logrando eficiencias en todos los procesos. Pronto veremos cómo esta tecnología será ordinaria así como lo es hoy el uso del internet.
Más leídos [[ index+1 ]] [[ formatDate(entry.date) ]]

[[ entry.title ]]

mdi-facebook mdi-linkedin mdi-whatsapp mdi-link-variant